La homeopatía

La homeopatía reconoce la capacidad innata del organismo para mantenerse sano, “Vis Mediatrix Natura” (el poder curativo de la naturaleza).

En la homeopatía unicista entendemos al ser humano como una totalidad, por lo que buscamos curarlo con un solo medicamento; el que cubra el conjunto de los síntomas que presenta el enfermo en ese momento determinado.

Para el médico homeópata los síntomas son el lenguaje con el que el individuo expresa su disarmonía funcional y psíquica. La totalidad de síntomas da la imagen del medicamento similar.

El síntoma es la señal, es la expresión visible de un proceso invisible que es la enfermedad.

El medicamento homeopático produce un estímulo curativo que pone en marcha la capacidad de curación de cada enfermo.

 

El medicamento homeopático

El medicamento homeopático acelera, estimula y ordena el proceso de curación.

En estado de salud las funciones del ser vivo se conjugan de forma armoniosa; si una función se perturba el conjunto pierde la armonía. Así pues la enfermedad es la pérdida de armonía o la pérdida del orden hasta ahora equilibrado.

Con el desarrollo de nuevos conceptos en el terreno de la Física, se ha hecho evidente que todo sistema vivo posee un campo electromagnético de gran complejidad. Éste puede ser medido con gran precisión y se puede probar que está estrechamente ligado al crecimiento y al desarrollo, a la degeneración y a la regeneración; así como a la orientación de las partes que constituyen el conjunto del organismo. (The fields of life. Dr Burr).

La medicina homeopática

La medicina homeopática actúa a favor del cuerpo y nunca en contra.

Favorece la capacidad de curación propia de los seres vivos, cuidando y sin entorpecer los mecanismos de los que dispone el organismo, de forma innata, para mantenerse sano.

¿Qué es la homeopatía?

¿Qué es la homeopatía?

La homeopatía es un método terapéutico desarrollado por Samuel Hahnemann, médico alemán del siglo XVIII, que restablece la salud mediante la administración de medicamentos homeopáticos seleccionados individualmente según el principio de similitud.

La palabra homeopatía viene de “hómoios” que significa semejantes. Hipócrates de Cos, el padre de la medicina occidental, ya dijo que las enfermedades se podían tratar con medicamentos capaces de producir síntomas similares a los que se quiere curar (Similia similibus curentur).

Hahnemann, aplicando este principio hipocrático, descubrió que utilizando las sustancias medicamentosas en dosis mínimas dinamizadas homeopáticamente, evitaba sus efectos secundarios y aumentaba su poder curativo.

Salud y enfermedad

Salud y enfermedad

¿QUÉ ES LA SALUD Y QUÉ ES LA ENFERMEDAD?

Tanto salud como enfermedad son términos que se refieren al ESTADO DEL SER HUMANO, no a órganos o partes del cuerpo.

ESTAMOS SANOS cuando la Energía Vital funciona correctamente:

  • a nivel físico con ausencia de enfermedad tal como la conocemos.

  • a nivel mental con buen funcionamiento del intelecto y sus funciones, memoria, concentración…

  • a nivel emocional libre de pasiones o emociones que nos alteran o hacen sufrir, celos, falta de confianza…

  • a nivel espiritual cuando somos capaces de trascender nuestro yo, nuestro egoísmo y somos capaces de vivir en armonía con el entorno, cumpliendo nuestra función en la vida.

En estado de salud las funciones del ser vivo se conjugan de forma ARMONIOSA, si una función se perturba, el conjunto pierde la armonía.

La ENFERMEDAD entonces es la pérdida de armonía o el TRASTORNO DEL ORDEN hasta ahora equilibrado. Es la manifestación a nivel físico o psíquico del mal funcionamiento de la Energía Vital.

Según la herencia que tenga cada uno, según sean las circunstancias de su vida, según sean las condiciones ambientales, la enfermedad que uno padezca será de un tipo o de otro, para cada persona y en cada momento. Pero solo hay UNA enfermedad, el desarreglo de la Energía Vital. Lo que normalmente llamamos “enfermedades“ son las diferentes manifestaciones de ese desarreglo.

Estas manifestaciones son los SINTOMAS y aparecen en el cuerpo o en la mente o en ambos. Son una señal que llama nuestra atención y que la medicina alopática trata de eliminar. Ej. Si se enciende una luz en el salpicadero del coche, y lo llevamos al mecánico, no nos conformaremos con que éste quite la bombilla para que desaparezca la señal. Sabemos que esta señal nos está indicando que hay un problema en una parte del coche a la que no podemos acceder fácilmente, que no se ve a simple vista, y le exigiremos que solucione el problema real.

EL SINTOMA ES LA EXPRESION VISIBLE DE UN PROCESO INVISIBLE QUE ES LA ENFERMEDAD.

La misión del médico

La principal misión del médico es restablecer la salud en sus enfermos, que es lo que se llama curar.

El ideal más elevado de una curación es restablecer la salud de manera rápida, suave y permanente (Organon de la Medicina. Dr. Samuel Hahnemann. Parágrafos 1 y 2).

La salud es un estado de armonía entre las distintas partes del cuerpo, así como de la persona (como un todo) con el cosmos.

En estado de salud el ser humano es libre, espontáneo, vive en el presente y es capaz de cumplir con las exigencias de cada situación.

La curación tiene un significado, como decía el Dr. Paschero, tenemos que salir del autismo infantil para pasar a la adultez, del egocentrismo al altruismo, de la actitud pasiva y receptiva a una actitud activa y dativa, de darse a sí mismo.

Sustancias naturales

Los medicamentos homeopáticos se preparan con sustancias provenientes de la naturaleza que se someten a procesos sucesivos de dilución y succusión (dinamización homeopática).

De acuerdo con los principios de la homeopatía cada sustancia tiene un efecto diferente sobre el organismo vivo, por lo que será necesario analizarlas individualmente para obtener el patrón de sus efectos. Es por ello que la homeopatía fue el primer sistema médico que trató de evidenciar de forma sistemática los efectos de cada sustancia en el organismo, identificando lo que las hace diferentes a unas de otras.

El estudio de los efectos de los medicamentos en el ser humano, mediante lo que se denomina proving o experimentación pura, es un precursor de lo que, muchos años más tarde, se convertiría en el paradigma de la medicina científica: el ensayo clínico para el estudio de los medicamentos. (Hahnemann 1841, Sherr 1994).

Quien se puede beneficiar de la homeopatía

Quien se puede beneficiar de la homeopatía

Ventajas del tratamiento homeopático

Está indicada en general para toda enfermedad y en todas las etapas de la vida, bien como tratamiento exclusivo o como complemento de otras terapias.

El objetivo del tratamiento homeopático es conseguir la curación global del paciente mediante la estimulación de la capacidad de curación propia de cada persona.

Con una buena prescripción no hay efectos secundarios ni toxicidad de los medicamentos

ay situaciones en que esto es especialmente importante, como durantelos embarazos, en los niños, en los enfermos renales, en los enfermos con patologías hepáticas, en personas con úlceras de estómago, etc.

Potencian los mecanismos de defensa

Los medicamentos homeopáticos modifican la tendencia a enfermar y potencian los mecanismos de autodefensa; es por ello que es útil en la prevención de enfermedades recurrentes como resfriados, otitis, bronquitis, cistitis,

Trata trastornos crónicos

Con el medicamento homeopático se mejora el estado general y se corrigen trastornos crónicos como ansiedad, depresión, dolores de cabeza, asma, alergias, gastritis, diarreas, reumatismo, fibromialgia, vértigo, trastornos hormonales, etc.