Quién se puede beneficiar de la homeopatía

Está indicada en general para toda enfermedad y en todas las etapas de la vida, bien como tratamiento exclusivo o como complemento de otras terapias.

Ventajas del tratamiento homeopático:

El objetivo del tratamiento homeopático es conseguir la curación global del paciente mediante la estimulación de la capacidad de curación propia de cada persona.

Con una buena prescripción no hay efectos secundarios ni toxicidad de los medicamentos:

Hay situaciones en que esto es especialmente importante, como durante los embarazos, en los niños, en los enfermos renales, en los enfermos con patologías hepáticas, en personas con úlceras de estómago, etc.

Potencia los mecanismos de defensa:

Los medicamentos homeopáticos modifican la tendencia a enfermar y potencian los mecanismos de autodefensa; es por ello que es útil en la prevención de enfermedades recurrentes como resfriados, otitis, bronquitis, cistitis,

Trata trastornos crónicos:

Con el medicamento homeopático se mejora el estado general y se corrigen trastornos crónicos como ansiedad, depresión, dolores de cabeza, asma, alergias, gastritis, diarreas, reumatismo, fibromialgia, vértigo, trastornos hormonales, etc.